arquitectura en madera personalizada por el cliente
arquitectura en madera personalizada por el cliente
Arquitectura en madera
Arquitectura en madera

Construcciones de troncos, rollizos o bloques de madera (Estructuras macizas).

Generalidades y características diferenciadoras del sistema.

Viviendas y casas con estructuras de troncos o rollizos, macizas, macizos. Casa de troncos "Raulandstua", Noruega 1.300 d.C.

Llamadas comúnmente como casas de troncos o rollizos (refiriéndose a los elementos horizontales o paredes resistentes que las caracterizan), es la clase de edificación típica de países septentrionales con climas muy fríos y bosques abundantes, como por ejemplo Canadá, Escandinavia, Rusia y regiones alpinas, aunque no faltan en lugares cálidos como California, donde las casas de troncos son un signo de distinción social.

 

Las casas de troncos, responden al sistema más primitivo de edificación en madera, siendo estas originarias de los pobladores de la zona centro y norte de Europa pueblos Celtas y Nórdicos. Posteriormente en la Edad Moderna y Contemporánea, los colonizadores europeos que emigraron a Norteamérica, Sudáfrica, Australia o Nueva Zelanda llevaron consigo este tipo constructivo. 

 

La casa de troncos más antigua que aún se conserva en buenas condiciones está en Noruega, conocida como la "Raulandstua". Se trata de un edificio en planta baja a dos aguas, construido hacia el año 1.300 d.C. Se encuentra en el Museo Popular de Oslo. 

 

La edificación a base de rollizos o troncos, puede asimilarse a la construcción de muros de mampostería, debido a su gran parecido estructural. El sistema clásico coloca los troncos horizontalmente, aunque la disposición vertical aun siendo menos frecuente, también se da en edificios singulares.

Viviendas y casas con estructuras de troncos o rollizos, macizas, macizos. Evolución en el sistema de troncos o rollizos.

Con la aparición de los nuevos aserraderos, los constructores comenzaron a trabajar los troncos por sus lados opuestos, consiguiendo así una optimización en el uso de la materia prima y estandarización en sus medidas. Desde el punto de vista estructural, esta evolución facilita la transmisión de cargas de una pieza a otra al tener mayor superficie de contacto y asentamiento.

 

Dado que en este sistema los troncos o rollizos reciben las cargas verticales perpendiculares a la fibra de la madera y, no en paralelo como realmente funciona bien la madera, es decir, sus propiedades mecánicas en esta dirección (constitución anisótropa) son entre 20 y 30 veces menores que en sentido longitudinal, por lo que solo se aprovecha el 5% de su capacidad resistente. Este condicionante obliga al uso de gran cantidad de madera para su construcción, ya que los muros de carga son prácticamente macizos, lo que implica a su vez que su precio esté condicionado al de la materia prima, por lo que no suelen ser baratas.

 

A pesar de las restricciones técnicas del sistema y los avances tecnológicos con la aparición de nuevos materiales de construcción, las casas de troncos continúan haciéndose e incluso diversificándose su uso, como se puede apreciar en zonas rurales muy consolidadas de Japón y Finlandia, sobre todo en viviendas de recreo y de montaña de áreas forestales.

 

Desde el punto de vista formal y, pese a su rusticidad, la madera se presenta aquí en toda su expresividad, condicionando el aspecto final de la casa. Esta característica es diferenciadora del resto de sistemas constructivos, donde la madera aparece enmascarada o revestida por otros materiales.

 

A comienzos de nuestro siglo el sistema fue desplazado por su rusticidad y carácter artesanal. Sin embargo, en nuestros días ha conocido un renacimiento gracias a las mejoras tecnológicas qué conservando su mismo sistema constructivo, aportan las ventajas de la prefabricación. Hoy en día en los países industrializados se proyectan estas casas con sistemas de diseño y fabricación asistidos por ordenador. La producción industrializada sigue mejorando de día en día su tecnología para lograr la competitividad frente a los otros sistemas constructivos.

Comunicación:

info@arquitecturaenmadera.es

963 121 923 / 648 650 467

 

Delegación en Navarra:

Polígono industrial, Calle F, Nave 9, C.P 31.592, Cintruénigo, 948114471

 

Delegación en Valencia:

Avda General Avilés nº15, 4º, 19ª, C.P 46.015, Valencia.

Albacete

Alicante

Almería

Álava

Asturias

Ávila 

Badajoz

Islas Baleares

Barcelona

Bizcaia

Burgos 

Cáceres

Cádiz

Cantabria

Castellón

Ciudad Real

Cordoba

La Coruña

Cuenca

Guipúzcoa

Girona

Granada

Guadalajara

Huelva

Huesca

Jaén

 

 

León

Lerida

Lugo

Madrid

Málaga

Murcia

Navarra

Ourense

Palencia

Las Palma

Pontevedra

La rioja

Salamanca

Segobia

Sevilla

Soria

Tarragona

Tenerife

Teruel

Toledo

Valencia

Valladolid 

Zamora

Zaragoza

Ceuta

Melilla

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
(R) (C) 2011 Todos los derechos reservados, R.P.I por el titular de la marca.